Portrait of Ruth de Jesús

Ruth de Jesús

Region IV Representative: Ruth de Jesús, AS, BEI Basic, BEI Advanced Trilingual
region4@manoamanoinc.org

Portrait of Ruth de JesúsRuth holds state certifications for BEI Basic Sign Language and BEI Advanced Trilingual. She also has an Associate’s Degree in both Spanish and English. She is a Spanish native speaker who learned English in school and at the age of 16 started learning American Sign Language. While she did not go through an interpreter training program or take formal Sign Language classes, she learned the language by being fully immersed in it and its culture. As a Jehovah’s Witness, she attended meetings conducted in ASL and was involved with the Deaf community. Ruth started interpreting at the age of 18 without any guidance or previous training and did not have an idea of what was expected of her, but learned everything that was needed through workshops and experience. Although she didn’t have any training, it was clear to her how important confidentiality and ethical practices are. She has a passion for interpreting and believes that being passionate, ethical, and humble is the best way to succeed as an Interpreter. Ruth is always looking forward to improving her skillset and achieving the highest level of certification. Thus, continuing her education as an interpreter, attending workshops, and always looking for ways to improve are important to her.

Ruth está certificada a nivel estatal y tiene los siguientes certificados: BEI Basic Sign Language (nivel básico en el lenguaje de señas) y BEI Advanced Trilingual (nivel trilingüe avanzado). Ella también tiene dos años de nivel universitario enfocados en español e inglés. Siendo que español es su primer idioma, aprendió inglés en la escuela y a la edad de 16 años aprendió el lenguaje de señas. Ruth no fue a un programa de entrenamiento para intérpretes ni tomó clases formales para aprender el lenguaje de señas; en cambio, lo aprendió al estar inmersa en el idioma y la cultura de las personas sordas. Como Testigo de Jehová, asistió a reuniones en el lenguaje de señas y participó en la comunidad de personas sordas. Empezó a interpretar a los 18 años sin ningún entrenamiento previo. Aunque no tenía idea de qué se requería de un intérprete, aprendió todo por su propia experiencia y al ir a diversos talleres. Aunque no tenía entrenamiento formal, Ruth sabía lo importante era mantener la ética profesional y la confidencialidad. Ella ama su trabajo como intérprete y piensa que la mejor manera de tener éxito en esa carrera es ser apasionada, amar lo que haces y, sobre todo, ser humilde. Ruth siempre está buscando formas de mejorar y obtener el más alto nivel de certificación. Por eso le importa que continúe aprendiendo al asistir talleres y al tomar cursos de interpretación.